Descubriendo a Giegling: Sellos vinyl only que lo parten

Año tras año el colectivo Giegling ocupa los puestos más altos en los tops de sellos de revistas del prestigio de Resident Advisor. Sin dejarse un dineral en equipos de marketing, sin buscar me gustas en facebook y sin colgar un solo track en Soundcloud han conseguido convertirse en uno de los sellos de referencia de la electrónica de baile.

Muy bien por el colectivo de Weimar (Alemania), mal para nosotros porque su apuesta vinyl only hace su música poco accesible el clubber inexperto y que no vive al lado del jefe del sello para preguntarle cuándo van a tener algo disponible.

Si tanto lo peta, vamos a hacer un esfuerzo y vamos a intentar fichar a este sello, conocer de qué pie cojean, quiénes son sus artistas y donde podemos escuchar y comprar su música.

El primer paso obvio es ir a la página del colectivo Giegling y allí empezamos a ver cuál es su onda. La página de Giegling una oda al minimalismo, nada de fondos,  con algunos nombres y fechas de actuaciones próximas, un vídeo de YouTube promocionando un nuevo EP (suponemos) y un 😉 que enlaza a las compras (supuestamente) de sus vinilos.

La cripticidad forma parte de Giegling tanto como su música, es una decisión completamente consciente. El sello realmente juega a dar poca información: ni rooster de artistas, ni música para escuchar (su cuenta de soundcloud está desierta) ni enlaces a ningún sitio, ni si quiera a un listado de releases viejas. En su web solamente aparecen unos pocos enlaces semiocultos a su tienda, lista de correo y contrataciones.

Aun así (o gracias a eso) Giegling ha conseguido convertirse según Residen Advisor en “the most fetishized electronic label out there.” (el selló de (música) electrónica más fetichista en la calle) y ocupar los puestos más altos de su extinto Top de Sellos casi todos los años, incluido el primer puesto en el del año 2016. Cuando parece que hay que dejarse los billetes en publicistas, buena presencia online y llegar a los oídos de la gente, Giegling agota releases sin ni siquiera abrir la boca. El secreto está, en parte, en la masa, en lo que viene grabado en la pasta del vinilo: electrónica de club electrizantemente emocional.

Sin embargo lo que caracteriza a Giegling es el amor por cada una de las partes del proceso de creación de un disco. La marca Giegling no es solo la música, también cada uno de los aspectos estéticos que la rodean.  Llegan a poner esfuerzo irracional en crear discos únicos, prensando los gráficos de forma semi-manual para que cada uno de ellos sea una creación única. Para ellos el continente tiene que estar a la altura del contenido y cuando el sello valora la música por encima de todas las cosas es mucho decir.

La historia de Giegling comienza en 2008 cuando cinco amigos de la universidad de Bauhaus empezaron un pequeño (e ilegal) club de techno como en los primeros tiempos del acid house en Berlín. La aventura duro 4 noches, cuando el club cerró definitivamente sin embargo en ese momento comenzó una aventura mucho mayor. Una aventura que les ha llevado a girar por todo el mundo, a producir multitud de artistas y a sacar 58 referencias en vinilo(contando EPs, LPs y remixes).

Planet Giegling

El pasado 2016 Giegling llevó a cabo su proyecto más ambicioso hasta la fecha: un tour global que pasaría por ciudades como Tokyo, Nueva York, Londres y (por supuesto)  Berlín. La idea era crear una gira en la que Giegling controlara todos los aspectos de una fiesta. Empezando desde el propio recinto. En Giegling se echaba de menos la conexión entre el lado más artístico del colectivo y la música. En general los artistas de Giegling giran cada uno por su parte y rara vez coinciden con lo que el sello no tiene la oportunidad de transmitir su esencia en este tipo de bolos.

Ni cortos ni perezosos se encargaron de preparar en unos pocos meses estas fiestas por todo el mundo. El resultado es desde luego impresionante. Se cuidaron cada uno de los aspectos escenográficos, se crearon exposiciones especiales para el show y se montaron auténticos guateques maratonianos que comenzaban con performances experimentales y poco a poco daban paso a los músicos de Giegling, la mayoría de ellos tocando en formato Live, con sets poco convencionales para clubs que aprovechaban el ambiente creado por un evento especial que contaba con un público entregado al 100% a ellos.

Así se podían permitir transgredir los estándares de la música de club con conciertos en los que el público está sentando e incluso sets de tres horas en las que el bombo no aparecía hasta bien pasada la mitad del mismo.  Por supuesto, sabiendo del país de donde vienen las fiestas podían durar más de 14 horas en las que convergían arte y música de club.

Artistas y música

Clasificar y hablar de cada uno de los artistas de Giegling nos llevaría otro artículo completo, pero para empezar a abrir boca vamos a comentar a alguno de los nombres más potentes. Es complicado realizar una taxonomía del sello, principalmente por la falta de información oficial y por la cantidad de proyectos paralelos que se encuentran con diferentes alias en Giegling. Menos mal que entre Resident Advisor, Discogs y YouTube nos podemos hacer a una idea.

Además del sello de cabecera, donde se acumulan la mayoría de las releases, Giegling también tiene un subsello dedicado al techno llamado Forum y recientemente rebautizado como Staub y un subsello dedicado por completo al artista Traumprinz. La periodicidad de los lanzamientos no está fijada, cada año aparece de forma más o menos constante un goteo de EPs y algún largo formato. Incluidos también especiales como el reciente 8 de Prince of Denmark, un box-set de 8 vinilos por el módico precio de 100€ que ahora ronda los 300 en el mercado de Discogs.

Núcleo duro

La música de Giegling es hipnótica y altamente emocional. En sus inicios procede de un house y techno refinado y principalmente minimalista. Suele construirse en base a la repetición en temas largos que te succionan la cabeza,bombo y cajas sencillos, clásicos pero de textura crujiente y líneas de sintetizador sutiles se dan la mano para crear temas que bordean la melancolía.

Los fundadores del sello suelen ascribirse a estas características. DJ Dustin especialmente, o Konstantin (en el centro de la polémica por sus misóginas declaraciones contra las Djs), la faceta DJ de uno de los principales pilares del sello, encontrando en sus sets la esencia de lo que es Giegling, esencia que él cree que está bien definida por su alias Kettenkarusell.

Techno (Staub/Forum)

En Giegling el techno se entiende de una manera muy concreta, no estamos hablando del techno apisonadora ni melódico como sus vecinos Innervisions. Sino que recoge el tono de Giegling en releases más subidas de BPM, kicks más profundos y en ocasiones derivando hacia el techno más ambiental. Tenemos los dos lados mientras que Vril, probablemente el artista del rooster de Giegling más popular fuera del underground, es una máquina de crear bangers techno también es capaz de ser menos evidente con un techno más minimalista y sinuoso. Un estilo en el que Ateq es experto.

Traumprinz aka Prince Of Denmark aka Dj Metatron

Probablemente el más prolífico de los artistas de Giegling si contamos todos los trabajos de todos sus alias. Recientemente dio por finalizado su trabajo de más de diez años en Prince of Denmark. Su música se mueve en general por la línea Giegling de house melancólico, synths etéreos, kicks profundos, abundantes repeticiones y alta sensibilidad emocional. Como todo Giegling tiene gusto por los tracks largos que evolucionan lentamente de manera natural. Traumprinz es el alias más pistero, Prince of Denmark el más cercano al techno y ambient y Dj Metatron se acerca más al house downtempo y experimental. Cualquier release de este tío suele ser un must.

Son muchos los artistas como el inmenso Leafar Legov (que tiene una de mis Boiler Room favoritas) o el también prolífico en el sello Matthias Reiling que nos dejamos. Espero que haya quedado constancia de que Giegling es todo un universo musical en la que vale mucho la pena adentrarnos. ¡No hay que dejarse intimidar por el vinyl only!

 

 

Dejar respuesta

2 × tres =