Operación Chopin: Hacienda mueve ficha contra el fraude fiscal en grandes discotecas

Durante la semana pasada la Agencia Tributaria puso su pie en el terreno de las discotecas de gran tamaño y establecimientos relacionados con el ocio nocturno en busca de irregularidades fiscales en la noche. A nadie se le escapa que durante la noche, ocurren miles de transacciones monetarias, y como cabría esperar, no todas están operando según dicta la ley.

Según hemos podido ir leyendo y según la información recopilada, la investigación se ha realizado a más de un centenar de sociedades de once comunidades autónomas (20 locales sólo en la Comunidad Valenciana) y que por sus dimensiones y por la cantidad de agentes y funcionarios empelados en el caso, se considera la mayor operación de este tipo hasta la fecha por la Agencia contra la economía sumergida.

Parte de los agentes han llegado al establecimiento procedentes de fuera de la isla y a bordo de un helicópter

Parte de los agentes llegaron a Amnesia procedentes de fuera de la isla y a bordo de un helicóptero.

La alarma se inició cuando al cierre de una de las sesiones estivales en Amnesia Ibiza y bajo un gran operativo desplegado por la Guardia Civil (helicóptero incluido al más puro estilo Dos Policías Rebeldes) y la Agencia Tributaria, fue registrada en busca de pruebas que avalaran posibles delitos fiscales. Dos días después fue el turno de otras como Privilege Ibiza y Space Ibiza, aunque al parecer por motivos muy distintos.

Registro-Amnesia-8

Se rumorea que el problema de Amnesia, nada tiene que ver con la “Operación Chopin” y que viene de años atrás cuando el dueño de la discoteca, se metió de lleno en un macroproyecto para abrir una Amnesia en el puerto del Fòrum de Barcelona. Un ambicioso plan presupuestado en una millonada animal y que nunca llegó a arrancar. Este hecho provocó que el empresario contrajera una deuda nada cómoda para su bolsillo. A raíz de esto, un administrador concursal se encarga desde hace dos años de supervisar la actividad del local y una conocida entidad bancaria es la que tiene el control de la sala. ¿Esos circolocos los controla La Caixa? De coña!

operacion-antidroga-amnesia-ibiza-welcometoibiza-1

La única relación que guardan por tanto las operaciones desarrolladas por una parte en Amnesia y por otra en Privilege Ibiza y Space Ibiza es la de haberse llevado a cabo con tan solo unos días de diferencia y la de estar implicadas en ambas la Agencia Tributaria. Sin embargo, el fondo de la cuestión va más allá en el caso del primer club. El caso de la discoteca Amnesia, parece ser catalogada como una causa penal que está judicializada; en ella los registros fueron autorizados por un juzgado de instrucción, mientras que los registros en Space y en Privilege fueron autorizados por un juzgado de lo Contencioso Administrativo. Todo esto nos lo ha aclarado un amigo letrado con todo ese vocabulario rimbombante.

spacenight

Privilege Ibiza y Space Ibiza sí que se han visto envueltas en la llamada ‘Operación Chopin’, pronunciada Szopen y en honor a las piezas musicales llamadas “nocturnos que componía el virtuoso compositor Fryderyk Franciszek Chopin. La operación fue desarrollada con el fin de detectar supuestos abusos fiscales en locales de ocio nocturno. En la misma semana atracaban en el puerto de Ibiza tres barcos de Hacienda que servirían para trasladar el material incautado en los clubes registrados.

Según la prensa, en estos clubes se han descubierto verdaderas torres de dinero en metálico escondido en cajas fuertes y sobres con dinero b, con B de Bárcenas, con los que se pagaba a las plantillas, los relaciones publicas, camareros, artistas, bailarines, seguridades y otros gastos comunes de la actividad nocturna.

Los responsables de los locales fueron obligados a mostrar el dinero de la recaudación de los últimos días que guardaban en sus cajas. En el caso de Space se contabilizaron unos 600.000 euros, aproximadamente, y en el de Privilege, una cantidad mucho menor. Los funcionarios tomaron nota de las cantidades pero no se llevaron el dinero. Space explicó que el dinero procedía de las recaudaciones pendientes de ingresar además del que dispone habitualmente el local para operar en su actividad diaria.

Entre los pocos nombres que han salido a la luz, están las discotecas ibicencas Space y Privilege, y la madrileña Joy Eslava.
La AEAT solo ha dado la distribución geográfica de los locales registrados, la mayoría ubicados en la Comunidad Valenciana (20), seguida de Cataluña y Galicia (16 cada una), Andalucía (10), Madrid (7), Aragón, Baleares y Canarias (4 cada una), Castilla y León (3), Extremadura (2) y Asturias (1). De estos 20 negocios valencianos, hemos leído que al menos cinco son conocidas discotecas de Valencia ciudad, dos más de Gandia y una de Ribaroja.

Entrando en mayor detalle, se ha sabido que se registraron también otras cuatro sociedades más, la antigua propietaria de la discoteca Baobab de Ribaroja, un pub de la Gran vía Marqués del Túria y dos copropietarias de la discoteca Akuarela, así como el conocido local de ocio ubicado en la calle de Eugenia Viñes.

Los inspectores, fingieron ser clientes para observar la operativa.

Ocultos en la noche valenciana varios inspectores de la Agencia Tributaria controlaron durante horas en la noche del pasado jueves los movimientos de dinero en el pago de los tickets de las consumiciones y si éstos quedaban registrados en algún lugar en dos discotecas de Valencia.

Los funcionarios pagaron su entrada y se hicieron pasar por unos simples clientes más a la espera de llevar a cabo el pertinente registro autorizado por el juez nada más cerrar el local al público.
Sus intenciones era ver cómo funciona en estos locales el funcionamiento de la venta de consumiciones por tickets.

Por el momento no se han producido detenciones y, aunque hay 14 personas físicas investigadas, las fuentes consultadas remarcaron que se trata de una intervención de carácter administrativo. Veremos qué más pasa en la salsa rosa de la noche.

Dejar respuesta

15 − catorce =