La pasada noche del 17 de febrero tuvo lugar nuestro primer evento de este 2017. La Sala Moon fue la elegida para una Night Shift que contaba con unos invitados de lujo en su primera visita a la ciudad, Red Axes. El dúo israelita llegaba a Valencia por primera vez en una semana en la que también actuaban en Madrid (Mondo) y Barcelona (Nitsa). Dori Sadovnik y Niv Arzi son conocidos por la fusión de sonidos entre el Disco, el House y el Rock, una mezcla que les ha llevado a lo más alto del panorama y que desde el año pasado intentan transmitir desde su propia discográfica, Garzen Records. Un buen par de granujas que nos comentaban a su llegada el fiestón que se habían pegado en Madrid, pero al mismo tiempo nos alertaban de la que pensaban liar.

El moviento en la sala empezó muy temprano y desde primera hora pudimos disfrutar de una pista animada y divertida. Arrancábamos con el warm-up desarrollado por Boranimals en formato B2B con Charlie Whatever, piezas claves de nuestro theBasement Soundsystem y “brothers from another mother” del que escribe estas lineas.

Uno de los primeros temas que recordamos fue ‘Ciquita’ de nuestro compadre Bawrut, hit que se ha convertido en un de los “starters” marca de la casa. Los residentes se encargaron de movernos a la parroquia a base de House, Disco y ciertas pinceladas de acid durante hora y media para dejar la pista al dente antes del arranque de los artistas principales.

Sobre las cuatro se dejaban caer los Axes por la cabina. Con la zamarra de Garzen enfundada y cerveza en mano (a modo de acha). Durante la sesión este par de granujas (que la verdad es que nos conquistaron con su forma de ser) fueron capaces de mover al personal en todas las direcciones imaginables, preocupándose de que nadie dejase de menear los pies.

Temas como el ‘Dem Young Scoonies’ de Moodymann o el rework de Roman Flügel al ‘Out Of Here’ de Benedikt Frey fueron cayendo como bombas hasta llegar al momento de cerrar por todo lo alto con su propio ‘Sun My Sweet Sun”. Fue en ese momento cuando el resto de nuestro Soundsystem (con Electrronicall y AAPAES de delanteros) tomaron la batuta y nos prepararon un cierre potente, contundente y cargado de groove que desató el éxtasis en más de uno.

Pistoletazo (y pisto) de salida para este 2017 inmejorable. Una vez más pudimos pasar una noche 100% club con la familia y disfrutando de unos artistas que semana a semana se están consolidando como uno de los grandes nombres dentro de la escena. Pilas cargadas para todo lo que se nos viene encima en este 2017 así que os dejamos descansar (por el momento) pero estad atentos porque llegan curvas.

Dejar respuesta

catorce − 9 =