theBasement – Creepy Party * Vol. 3

Me lo dices hace un año y no me lo creo; 365 días después nos volvíamos a ver en una situación comprometidísima que hacía peligrar nuestro particular Halloween. 31 de Octubre y todo montadito y controlado para volver a partirla en la que se ha consagrado como una de nuestras fiestas más potentes. Problemas varios y de nuevo situaciones que escapaban a nuestro control ponían en peligro una noche que se preveía de locos. En la anterior edición contábamos con una noche de por medio donde poder arrimar el hombro y cambiar la localización, pero este año nos veíamos a media mañana del día del evento y sin la certeza de poder conseguirlo.

Una vez superada la histeria inicial, mirada de complicidad, móviles echando chispas y toda la maquinaria de este pedazo de team a pleno rendimiento. Está mal que yo lo diga pero cuando theBasement mete sexta a la hora de solucionar un problema no lo para ni Gravesen en sus mejores años. New location, tiempo justo y toda la ilusión porque el nuevo emplazamiento prometía – y mucho – .

21:00 todo en su sitio y arrancábamos nuestra Creepy Party con el subidón por haber podido solventar todos los “contratiempos”. Dos pistas amplias donde perderse y una terraza donde pillar un poco de aire estaban esperando a todos nuestros feligreses, que fueron llegando religiosamente luciendo sus disfraces.

Lo que vino luego fue una jartada de las buenas; ambas pistas se llenaron en poco más de una hora y mientras Gino, Julio y Ronie te ponían las pilas nada más entrabas por la puerta nuestro Whatever con la ayuda de “jinete” Nate Cabrera te echaban el lazo en cuanto llegabas a la room2.

Queremos dar de nuevo las gracias por curraros los disfraces año tras año, el nivel sube cada vez más y simplemente el darse un paseo por la sala se convierte en toda una experiencia!! Sala a reventar y la música a pleno rendimiento a medida que nos acercábamos al ecuador de la noche. Elojet y Gregori -luciendo 2 de los disfraces top de la noche- repartiendo manteca en la 2, mientras que ffenet y Fran Ayala hacían lo suyo a golpe de temones en la 1.

Noche para los libros de historia con el cierre de Andrés LLatas junto a parte de nuestros residentes después de casi 10 horas de música con la mejor compañía posible. Noche perfecta, un nuevo fiestón a la colección, una nueva historieta para el documental -todo se andará- y sobretodo el ánimo por la nubes para empezar a afrontar nuevo retos.

Así quedaba el parking al amanecer, con alguno de los rezagados desorientado.

Dejar respuesta

12 + 11 =