Empezaba la semana movidita en los headquarters de theBasement. Inexplicablemente nuestra amada Valencia nos sorprendía con una previsión meteorológica adversa, y nos veíamos forzados a posponer nuestro primer DÍAS EN LA MARINA. Manos a la obra, nueva localización y a preparar un entorno en nuestra línea para que nuestros invitados de gala pudieran deleitarnos con sus buenas artes.

La recién inaugurada Terraza Malabar era el escenario, y poco después de comer ya se acercaban los más madrugadores a tomarse un refrescante digestivo. La lluvia suave pero con temperatura espectacular permitía gozársela y disfrutar de las vistas que teníamos desde la nueva location.

Nos tocaba empezar a menear la pista así que pusimos a theBasement Soundsystem a trabajar. Soul, disco y mucho groove para empezar la tarde y poder charlar con amigos mientras se sucedían los primeros contoneos. Subía la temperatura y quedaba un ambiente tropical “muito gostoso” perfecto para nuestro primer invitado. D.Vyzor tomó los mandos de la cabina y revolucionó la tarde con su cuidadísima selección de ritmos, el brasileño dio toda una masterclass de buenas artes ayudando a que a pista empezara a moverse a otra marcha.

Hora de cenar, de picar algo y de disfrutar de la actuación en directo de Turksoulrefugee. El nivel de pituqueo subiendo como la espuma y esa sonrisa del que sabe que se va a liar una nueva en cuanto siga avanzando la noche.

Covered Djs son como de la familia, no hace falta darles ninguna indicación porque saben lo que la pista necesita en todo momento. Volvieron a levantar los ánimos de la pista y pusieron la alfombra roja bien colocadita para nuestros cabezas de cartel.

Lo de Rahaan y Jamie 3:26 ya fue de otra galaxia, los que lo disfrutasteis sabéis de lo que hablamos. Rahaan abría la maleta, colocaba la munición en línea y comenzaban a sonar cacharros dignos de la mítica The Warehouse de su Chicago natal. Toda la parroquia sin poder parar de bailar, para que luego su compinche Jamie 3:26 se marcara una de las sesiones más memorables que recordamos aquí en theBasement. Que manera de jugar con una pista totalmente entregada, pasando del house al disco, de lo nuevo a lo viejo, de lo suave a lo duro… una brutalidad!

Pista patas arriba y con ganas de mucho más y Jamie entregadísimo con ganas de marcha. Noche memorable que siguió unas cuantas horas en su post-party oficial, y como siempre una sonrisa increíble en la cara de todos. El que escribe estas líneas sufrió agujetas de tanto bailar hasta mitad de la semana siguiente, así que podemos concluir que fue una maravilla. Nos vemos en la próxima!!

Dejar respuesta

20 − catorce =