23 de Junio, noche de San Juan, hogueras, verano y todos los ingredientes para un buen Voramar fresquito cerca de la orilla. Voramar es sinónimo de pituqueo veraniego y es por ello que siempre va ligado a música fresca y sobretodo a mucho bailoteo. Un año más nos emplazábamos en High Cube para poder notar la brisa marina de bien cerquita, y desde bien prontito la música empezó a sonar en la Marina de Valencia.

Siempre hay que seguir de cerca a las jóvenes promesas, de ahí que algunos estudiantes de Berklee School of Music se encargaron de abrir la sesión y comenzar a calentar la pista mientras la gente disfrutaba del día y de sus primeros combinados. Buenas maneras las de estos chavales que fueron relevados por nuestros theBasement Soundsystem; jugamos en casa, conocemos la pista y sobretodo sabemos lo que os gusta…

El personal iba llegando en manada y la gente comenzaba a situarse en el front row conocedores de que se avecinaba una masterclass de proporciones épicas. Nacho Marco daba muestras de su clase y nos regaló una pedazo de sesión repleta de joyas y perlas de gran calibre. Noche cerrada, la playa repleta de hogueras y la pista con las brasas listas para que nuestro invitado principal tomara los mandos de la cabina.

Gerd Janson no necesita presentación, es el Dj de los Djs y la variedad de temas que pueden sonar en sus sesiones es una de sus principales virtudes. Hubo de todo y para todos, disco, house, funk, techno… you name it. Sesión para la memoria sin duda y la gente bailando sin descanso hasta el último compás. Nos quedamos con ganas de más – yo el primero – y seguro que intentaremos repetir con este pedazo de artista. Por ahora nos toca seguir con la sonrisa puesta y poner la mirada en nuestra próxima cita.

Dejar respuesta

15 + 18 =