2016: Un año para guardar en la memoria

Parafraseando a uno de mis socios y hermanos: “Oh lala lala menudo 2016!!!”. Aún estamos pagando los excesos navideños (y sobretodo los acontecidos en nuestra NYE) pero echando la vista atrás no podemos mas que sonreír dado que los últimos 365 días han sido una auténtica gozada, y han supuesto un gran salto de calidad y motivación para este colectivo.

2016 empezó de nuevo con la energía por las nubes, y nos veíamos en la necesidad de premiar de alguna manera a nuestros seguidores más fieles. Nacía así Petit Comité, un evento itinerante donde poder juntarnos con conocidos, amigos, familia y un selecto grupo de fieles. Volvíamos de nuevo a nuestras raíces desplazando a todo el personal a una villa perdida de la mano de Dios para pasarlo de locos.

No habíamos vuelto del campo y ya empezaba a picarnos nuestro lado más club, el equipo decidió en ese momento que era el momento oportuno para una Night Shift en pleno centro de la ciudad. Quisimos darle un bueno pistoletazo de salida a las fallas así que nos pusimos en contacto con nuestros socios de Corona para poder invitar a  Fantastic Man y a Marc Piñol a tirarse unos buenos petardos con nosotros.  Olor a pólvora en las calles, churrerias en cada esquina y una noche más para el recuerdo…

Este tren nunca para, y con la llegada del buen tiempo y la primavera llegaba uno de nuestros eventos favoritos, y sin duda uno de los que más nos representa. El equipo pillaba de nuevo el tractor y nos plantábamos en lo que fue ya la quinta edición de DIA DE CAMPO. Un nuevo castillo espectacular volvía a ser el marco, y todo un batallón de artistas le pusieron color a un día bueno bueno de los parabuenos.

Como dicen en mi casa “la cabra siempre tira para el monte”, y en mi opinión expresa perfectamente el porqué siempre le ponemos tanto mimo a nuestro DDC. No podemos desvelar ningún detalle pero solo deciros que este año pretendemos romper el molde y ofreceros una sexta edición para los libros de historia de la party!

Las semanas pasaron en Valencia y sin darnos cuentas nos plantábamos en veranito, llegaba nuestra cita anual con VORAMAR, y con los bailes ligeros de ropa a orillas de nuestro mare nostrum. Este año cumplimos un sueño y pudimos traer a una de las leyendas de Detroit : Mr. Terrence Parker. Más de 1.000 personas pudieron bailar al ritmo de Terrence en High Cube, que con su característico teléfono al hombro cautivó al personal demostrando el porqué es uno de los grandes nombres dentro del género.

Pasaron los meses de verano entre diferentes Showcases a distancia que nos permitieron escapar y cargar pilas: Low festival, BEF y escapadas fugaces a Ibiza donde conocimos todo tipo de gente e hicimos nuevos amigos y partners. Nos plantábamos así en Septiembre donde por fin pudimos desvelar nuestra nueva imagen corporativa, y presentar nuestro sello theBasement Discos y su primera referencia. Mandar de nuevo un abrazo enorme a nuestro hermano Ausias Pérez por diseñar como lo hace y conseguir que tengamos una de las imágenes más frescas del panorama.

theBasement Discos se presentaba un 12 de Septiembre y nuestros amigos Sau Poler, Pau Roca y JMII eran los responsables de los cortes de nuestra primera referencia. Un trabajo que a día de hoy ha sonado por todo el mundo gracias a artistas como Man Power, John Talabot o Gerd Janson y que supuso el primer paso de un largo camino que nos queda por recorrer.

Pocas semanas después dábamos de nuevo un paso al frente con nuestro primer DÍA DE PARQUE, un evento para toda la familia en pleno centro de de la ciudad donde conseguimos recaudar una importante cantidad de dinero para la gente de PayaSOSpital, organización responsable de las sonrisas de montones de niños hospitalizados. Toda una experiencia el estrenarnos con una producción de esta magnitud y poder compartir nuestra manera de entender la música con tanta gente. Nace así un evento de día donde poder disfrutar de la música, gastronomía y cultura con familia y amigos.

Que felices nos las prometíamos organizando lo que iba a ser nuestra segunda CREEPY AS F*CK PARTY; volvíamos a una localización que conocíamos y llegábamos con refuerzos para dejar el listón muy alto con una nueva producción que rompía con lo habitual. Pero este pasado Octubre nos volvió a tocar improvisar y en una auténtica noche de miedo cambiar de localización y reinventar la fiesta. El equipo se desplazó hasta la mítica sala Spook y finalmente pudimos disfrutar como enanos de una de las salas con más historia de nuestro país.

Hace pocos días que cerramos el año con una nueva NYE en Expohotel, y echando la vista atrás creo que es justo afirmar que este 2016… !nos la hemos marcado!. Dar las gracias a todos aquellos que nos estáis acompañando en esta aventura, y que nos ayudáis día a día a seguir creciendo y simplemente prometeros que este 2017 va a ser muchísimo mejor!!

 

 

 

 

Dejar respuesta

3 + tres =