La música House no ha dejado de crecer a pasos agigantados desde sus orígenes en Chicago. Ahora en los días de la globalización y en los abominables números que maneja la industria de este género musical, a veces olvidamos que en sus inicios se trataba de una música residual casi marginal. Ahora la etiqueta es tan grande que si alguien dice: A mi me gusta el House, no sabes si habla de house pandereta rollo Ibiza, house comercial, deep house, acid house, o el soulful cantadito.

via GIPHY

Tras el final de los 80s y sus primeros pasos, los 90s dieron lugar a grandísimas creaciones que hoy en día todavía suenan en las pistas de baile. Seguro que cada día, hay un adolescente en el mundo que descubre como si de magia se tratase alguna de las primeras composiciones de formaciones como Daft Punk, 808 State o Masters at Work.

Desde los suburbios de Chicago hasta colarse en los charts y fusionarse con la cultura pop y mainstream, el House no tiene fronteras aunque en ocasiones se vea prostituido. Por eso, con este post queremos volver a esos primeros pasos de pureza, rescatando algunos de los mejores álbums de música House de la década de los 90.

Aquí van una recopilación de obras que pasarán a la historia universal del género.

808 State, Utd. State 90

Unos avanzados para su tiempo. Auténticos artesanos de las cajas de ritmos, esta legendaria formación de Manchester, sacaron a relucir la psicodelia 4×4 a través de este discazo que vio la luz en 1990. Un disco que ha sido reconocido como fuente inspiradora por artistas como Björk, Aphex Twin o los Chemical Brothers. Pepinazo de álbum!

Mr. Fingers, Introduction

Bajando unos peldaños en términos de intensidad, nos vamos hasta 1992. Mr. Fingers aka Larry Heard, fue uno de los pioneros y principales instigadores de la escena House en Chicago. Su temazo “Can you feel it?” de 1986 rompió records, y fue el caldo de cultivo perfecto para dar a luz a este álbum con toques soulful y R&B. Perfecto para una tarde relajada!

Theo Parrish, First Floor

El maestro de las máquinas Theo Parrish entregó su carta de presentación al mundo en 1998 con su álbum debut First Floor. Una declaración de intenciones por parte de este artista con partida de nacimiento en Chicago, pero que ha desarrollado gran parte de su carrera desde Detroit. Un trabajo de 9 cortes que se estudiará en los libros de House durante siglos. Master piece al canto!

Daft Punk, Homework

Sería una injusticia no incluir en esta lista al dúo francés Daft Punk. Grandes precursores del llamado movimiento French Touch, quienes dieron un giro de 360 grados al enfoque de la electrónica mundial. Elementos rock, sintetizadores, samples imposibles, y un saber hacer digno de los genios, Daft Punk convirtió a toda una generación. Si es el caso que en 1997 todavía no habías hecho ni la comunión, deberás saber que este fue el álbum que inclinó la balanza definitivamente en Europa hacia el boom mainstream de la música electrónica. Según Rockdelux, este trabajo ocupa el puesto 38 de los 300 mejores discos del período 1984-2014, contando todos los géneros musicales habidos y por haber. Según la revista Rolling Stone, este es el mejor álbum de música electrónica de la historia.

Armand Van Helden, 2 Future 4 U

Quizás se trató de la consolidación definitiva del Dj de Boston. Su tercer álbum bio la luz en 1998 a través del sello Tinted. Entre sus 12 canciones se encuentran himnos como “U don’t know me”, pero si le pegas un buen testeo, aún se descubren joyas de las que igual no tenías conocimiento de su existencia. Lleno de hits, buen rollo, percusiones sabrosas, vocales al dente y recursos soulful sin parar. Recomendación para escuchar de pe a pa: el útimo corte: Flowerz.

Por aquí van solo cinco, pero hay cientos de ellos que están a la altura de todos estos. Hoy estábamos nostálgicos y con ganas de música antigua, por eso hemos tirado de baúl de los recuerdos. ¿Cuáles son tus cinco?

Dejar respuesta

5 × dos =