Valencia se resiente por el cierre de Jerusalem Club.

Tras una aventura de menos de un año, hace algunos días Jerusalem Club sorprendía en Facebook con un post en el que anunciaba el final de una etapa, citando a todos los feligreses para invitarles a un último baile. Jerusalem Club cerraba la paraeta. Un jarro de agua fría para muchos de nosotros, quienes de forma habitual visitábamos la sala para bailar, beber unos tragos, socializarnos o simplemente evadirnos de una dura semana de trabajo. Unos días más tarde, todos hemos podido saber que el club de Plaza de España tomará una nueva dirección acercándose al pop & rock, buscando otro target quizás en busca de un mayor retorno monetario.

“Jerusalem Club cierra la paraeta”

Esto supone un contratiempo, por no llamarlo “putada”, para todos aquellos que amamos la música en la ciudad y luchamos por una escena underground rica en contenido y selección. Llegó el final de una sala que vió nacer la versión nocturna de TheBasement, es por eso y por los grandes momentos que allí hemos pasado que le tenemos tanto cariño.

TheBasement Night Shift #03

No sabemos las razones que se han llevado por delante a esta sala valenciana, que en tan sólo unos meses se había convertido en sinónimo de vanguardia musical y símbolo del ocio nocturno en la zona centro de la ciudad. Todo ello en tiempo récord debido en gran medida al trabajo del que fuera capitán de la nave, Jesús Ortega, uno de los grandes.

The Basement Night Shift @ Jerusalem Club

Se fueron las fiestas FVCK WEEKENDS, las Oblack Nights, las Larry´s, las Black Label, las Kinik, las TheBasement Night Shift y muchas otras fiestas que habían encontrado en Jerusalem su mejor aliado para transmitir todo un submundo de músicas a las almas valencianas en busca de nuevos sonidos, más allá de Máxima FM, Los 40 Principales y todo aquello que tenga como segundo apellido la palabra mainstream.

The Basement Night Shift @ Jerusalem Club

Por su cabina habían pasado nombres de la talla de Norman Weber, Neverdogs, Kyodai, Tama Sumo, Levon Vincent, Djebali, sin olvidarse de algunos de los activos más valiosos de nuestra escena como Nacho Marco, Fran Campos o Dioni Sánchez.

Con este cierre, nuestra ciudad empobrece su oferta cultural sin previo aviso, cuando parecía que empezaba a brillar el sol en nuestra escena de ocio nocturno, cuando hace escasamente un mes pudimos disfrutar en el mismo fin de semana de Brodinski y Hot Since 82 en Valencia. Ahora que parecía que volvíamos a estar en el mapa, ahora que nos viene peor que nunca, va y cierra Jerusalem Club tal y como lo conocimos.

Fue un placer.

Dejar respuesta

3 × 2 =