A lo largo de la historia, siempre ha existido gente que ha intentado usar el mayor número de ‘atajos’ posibles para conseguir su meta. Esto, lamentablemente, sigue ocurriendo y ocurrirá en cualquier ámbito que podáis imaginar. Precisamente en el mundo de la música, la opción de recorrer el camino en 3 pasos en lugar de en 10 es muy golosa, incrementándose con la explosión que ha tenido internet y la necesidad de fama para crecer rápidamente en todos los aspectos. Tener muchos seguidores en las redes sociales es importante, recibir muchas escuchas en Soundcloud también, figurar dentro del Top 100 DJs en X revista más de lo mismo, y ya no hablemos de ganar dinero gracias a los temas que has -o te han- producido. Todos estos son los motivos que llevan a un buen número de productores y DJs a coger el camino más fácil, utilizando el dinero para ello.

Con relación a esto, la plataforma Beatport realizó ayer una importante limpieza de cualquier artista o sello que esté intentando mentir o aumentar el ranking del tema utilizando compañías que compren dicho tema en masa. Es decir, eliminó las cuentas de todo aquel que, con su tema en Beatport, haya pagado a una empresa para que realice compras del mismo y este suba puestos en su correspondiente ranking. Desde la plataforma se aseguró que revisaban todo tipo de anomalías cada día y que poco a poco estaban mejorando en ese aspecto. Este hecho coincide con un mail que Kid Kenobi publicó en su Facebook hace poco más de tres años, en el cual, un tal Max del que luego hablaremos, le comentaba que son expertos en colocar tracks en el Top 100 de Beatport y, para más inri, lo hacen más barato que los demás.

A raíz de esto, la revista inthemix preguntó por los detalles a Jesse Desenberg aka Kid Kenobi. Este, desde la posición de artista y jefe de una discográfica, comentaba lo frustrado que se siente al ver como artistas talentosos quedaban en la sombra de otros que no lo son tanto pero utilizan atajos como el comentado anteriormente. De manera anónima, la revista decidió ponerse en contacto con el emisor del mail, ese tal Max, quien resultó ser el jefe de una empresa de ‘marketing de la música de baile’.

Max desveló al detalle los precios de las trampas que desde su empresa llevan a cabo. Para no extenderme mucho, si quieres entrar en el Top 20 de Electro House necesitas 1.200€ y, si es para el Top 30 principal, 2.000. Además, Tremelo aseguró que el 70% de los charts están manipulados, que ellos manejan cierta parte de ellos y que tienen un 100% de promedio de devolución por parte del cliente. Esto es lo que supone la fama para aquellos que no lo hacen por el amor hacia la música, aquellos que prefieren tener sus dos, tres años de boom y desaparecer con lo ganado, sin ningún tipo de miramiento ni escrúpulo a la hora de saltarse cualquier regla.

Creo que este tema no merece una opinión extensa, pues supongo que la mayoría de los que hayan llegado a este punto del artículo estarán de acuerdo conmigo en que estas actitudes son lamentables y deben ser castigadas en cuanto se obtenga prueba de ello. También estoy seguro de que nunca dejará de existir este tipo de personas, lo cual únicamente agranda la figura de los que de verdad están ahí por hacer lo que les gusta y no lo que les llena el bolsillo.

Dejar respuesta

15 − catorce =