En su momento fue la discoteca más potente y vanguardista de toda España, la madre de todas las discotecas, queen of dragons, una iglesia para los disfrutones y lugar mágico e irrepetible. Siempre nos hemos declarado admiradores de la historia de nuestra Valencia; de sus clubs, de sus rutas y de todo aquello que le ha proporcionado esa magia especial que nos conquista cada fin de semana. Valencia ha tenido sus templos -y theBasement ya ha programado en bastantes de ellos- pero sin duda uno de nuestros favoritos ha sido y será ACTV.

Podría decirse que la sala tuvo su apogeo entre 1988 y 1992, siendo la única discoteca de ‘la ruta’ ubicada en la playa de valencia, dato que sin duda la convierte en una de nuestras favoritas – esos amaneceres an la malva son canela fina -. Más que siglas ACTV es un acrónomo fuera de míticas definiciones urbanas como “aquí controlamos todos los vicios”, “arturo contra toda valencia” , “actv contigo toda valencia”, etc… . Sentimos explotaros la burbuja tetes, pero tenéis que saber que las famosas cuatro letritas hacen referencia a “altern corrent of tv”, lo que no quita que algunas de las invenciones que se crearon no sigan pareciendo una animalá .

Hablando con algunos de “nuestros mayores” nos comentan que tienen buenísimos recuerdos de la sala, sonido limpio, mezclas míticas con la afamada base-acapella de interactive (up & down) y toda la parroquia bailando durante maratonianas jornadas.

En aquella época todo el mundo se hacia eco de la fama de ACTV, incluso el logotipo (un rostro con fondo blanco y trazos rectos en negro) se convirtió en un símbolo en las sesiones dominicales y afters del momento – así como uno de los actuales trends de este 2017-.

ACTV se encuentra en las termas victoria, ilustre edificio modernista de 1918, en el piso superior de las termas se alzaba casablanca, aunque el ‘pitote’ lo registraba actv, la única parada de la ‘ruta’ en valencia ciudad. Eran los tiempos de Spook (1984), Puzzle (1986), Barraca, Nod y, por supuesto, Espiral (1987). Sin duda la sala tiene capazos de vida e historia, una historia amenizada a ritmo de Front242, Ultravox y mucho baile.

La sala ha sabido sobrevivir a todos estos años -no todas pueden decir lo mismo- y en los últimos meses ha sido remodelada con la intención de volver a convertirse en una de las pistas más en forma de la comunidad. Sala mítica pero con un aire nuevo para despedir este 2017 con toda la familia a pocos metros del mar. No te lo pienses más y vente a bailar con nosotros y nuestro invitado internacional Baba Stiltz pescando tu entrada AQUÍ.

Dejar respuesta

tres × 2 =