Finde épico el que vivimos en los pasados 18, 19 y 20 de Mayo en nuestro adorado Montanejos. Cada vez queda más claro el vínculo mágico que se está creando entre la familia de theBasement y esta pequeña localidad. Fueron solo 3 días, pero nos la gozamos a unos niveles casi ilegales y es por ello que mientras un servidor escribe estas líneas el equipo se encuentra ya preparando lo que será una nueva edición de DÍAS DE CAMPO.

La amenaza de lluvias rondada la cabeza de muchos durante los días previos al evento, pero el karma debe de ser algo real y una fuerza superior decidió regalarnos 3 días de clima primaveral perfecto para un evento de estas características.

Arrancábamos viernes tarde con la llegada de todos los camperos a la plaza del pueblo, primeros tragos, saludos y abrazos a mansalva todo ello envuelto en el nerviosismo propio del primer día. theBasement Soundsystem abría la veda junto con nuestros hermanos de Sierrra. La plaza se llenaba, los bares a reventar y el lío ya estaba montado; como viene siendo tradición nuestros vecinos de Castellón tomaban los mandos y entre Six Cats y Carlos Bru se apañaban para poner el “modo fiesta” en la plaza de España. Como también viene siendo habitual nos extendimos un poco en la hora de cierre poniendo un broche perfecto a la apertura de DÍAS DE CAMPO.

Mañana soleada el día fuerte de DDC y la gente madrugando para las clases de yoga, los talleres o los primeros baños en la playa. Familias y niños empezaron a vestir las calles del pueblo mientras la mayoría de camperos nos sacudíamos la resaquita del día anterior. La Desmontable empezaba a sonar a las orillas del rio y la música no paró hasta el domingo; muchas manos pasaron por esa cabina y baile non stop hasta el cierre.

El día avanzaba en los diferentes espacios y al entrar la tarde comenzamos la serie de conciertos en la plaza del pueblo. La Plata, Bigott y Mujeres hicieron su parte, que fue hacernos disfrutar de momentos mágicos. La parroquia de theBasement es amante de la electrónica de eso no hay duda, pero nadie puede negar que el directo de un grupo tiene algo diferente y pudimos vivirlo de primera mano.

Y aquí dejamos buena prueba de todo esto que narramos, dos de los mixes más chulos que pudimos bailar durante la jornada maratoniana del sábado. Dadle al play, ¡valen la pena!

La gente cenadita y preparada para el gran final empezó a posicionarse en el bosque mientras nuestros invitados internacionales esperaban para lo que fue algo especial. El bonico de Bradley Zero abría la caja de pandora con un set repleto de rarezas y temones mientras se ganaba al público dándolo absolutamente todo. Pista desbordada y a puntito de caramelo para que Interestellar Funk se marcara el que probablemente fuera uno de los mejores sets de la noche (opinión de un humilde servidor). Noche cerrada en el bosque, fresquito propio del entorno y euforia desbordada mientras Young Marco nos llevó a la cumbre de la noche, temas envolventes que generaron una atmósfera mágica que supo aprovechar nuestro MVP particular Pau Perez. Venía guerrero Pau y dio buena cuenta de ello, no defrauda y siempre nos deja con la boca abierta (gracias una vez más).

Domingo de resurrección nunca mejor dicho y la gente pillando posiciones en los espacios un día mas. Los que prefirieron bajar una marcha se quedaban en la plaza tomando las últimas tapas y despidiéndose de nuestro pueblo favorito mientras que los más guerreros volvíamos a la playa a volver a prender la desmontable hasta que el atardecer clausuró la segunda edición de DÍAS DE CAMPO MONTANEJOS.

Seguimos aprendiendo y seguiremos mejorando por lo que no nos queda más que emplazaros en unos meses en lo que será la tercera edición de Días de Campo!

 

 

Dejar respuesta

uno × uno =