El FIB no defrauda nunca. Es sin duda uno de los festivales más importantes dentro del panorama nacional, y lo demuestra año tras año con propuestas en las que combinan múltiples géneros. Para la presente edición el primer bombazo llegó con el nombre de Red Hot Chili Peppers, y poco a poco se han ido añadiendo nombres de la talla de The Weeknd o Foals. Lo único que llamaba la atención era la ausencia de un artista más involucrado en el mundo electrónico, pero eso ya es historia.

La mañana del 25 llegaba la noticia, Bonobo actuará en Benicàssim el próximo mes de julio. Con su último álbum -‘Migration’- recién sacado del horno, el británico llegará para deleitar al personal con su live. Pero Simon Green no llega solo, además de Liam Gallagher, Ride o Blossoms, también han sumado el tercer headliner, Kasabian.

Lo que queda claro es que desde la organización se han propuesto el sold-out a toda costa, y la verdad es que no van por mal camino. Puedes hacerte con tu ticket aquí.

Dejar respuesta

Trece − seis =