Fichando a: Kornél Kóvacs, cabeza pensante detrás del sello Studio Barnhus

Nacido en 1985 en Estocolmo, los jugueteos de Kornél Kovács con la música empezaron a una temprana edad, y desde ese momento esa inquietud y esas ganas de crecer no han cesado ni un ápice. De padres húngaros Kornél tuvo la suerte de contar con una familia con un gusto musical exquisito, lo que le permitió empaparse de diferentes corrientes musicales, saltando de artistas como Kraftwerk o Art Of Noise hasta King Tubby y Boogie Down Productions (no es mal background verdad?).

Aplicando la estricta ética de trabajo que le fue inculcada Kornél comenzó a llamar a todas la puertas posibles dentro de su ciudad, intentando contactar con todos los promotores, Djs, tiendas de discos y en resumen con todo aquel que pudiera ayudarle a lograr su objetivo. Kornél que en aquella época se definía como un “pequeño nerd” llamó la atención de otros Djs de mayor edad que le encontraban gracioso, y incluso se las arregló para conseguir un par de bolos donde pudo hacer sonar algunos temas de drum´n´bass conviertiéndose en uno de los Djs más jóvenes de Estocolmo con tan solo 14 años.

La calidad del joven Kornél se ha ido macerando poco a poco mientras perfeccionaba su técnica como residente en el club Paradise Night, ganando notoriedad con su merecido paso por la Red Bull Music Academy en 2008 y consagrando su flamante trayectoria con la creación de su sello Studio Barnhus junto a sus amigos los conocidos Axel Boman y Petter Nordkvist (sello que ya cuenta con más de 50 lanzamientos). Su primer EP “Good Children Make Bad Grown Ups” fue su primera publicación en vinilo y dio el pistoletazo de salida a una carrera que sube como la espuma.

El éxito de colectivo Studio Barnhus ha brindado a sus miembros muchos halagos por parte de la prensa especializada, así como múltiples actuaciones por todo el mundo. El éxito es sus proyectos le brindó a Kováks una libertad creativa que se materializó en 2014 con Szikra, tema con el cual Kováks se consolidó como artista emergente. Fue poco despés con “Pantalon” donde el mismo Kováks afirma que había llegado su momento “breakout” y la cosa se disparaba.

El primer album del joven Kováks se titula “The Bells” y se completó en dos intensas semanas junto a Matt Karmill, amigo y ingeniero de sonido durante este pasado invierno. Otro amigo íntimo, esta vez la artista Malin Gabriella Nordin, ha sido el responsable del artwork para el álbum. Si analizamos el disco (principalmente el título), queda claro que hay que tener un par de “huevos” para titularlo igual que unos de los temas techno más importantes de la historia, pero viendo su trayectoria, buen hacer y su innegable talento podemos llegar a entender su confianza.

Si todo esto no os pone los dientes largos hacéroslo mirar, y prepararos el petate para este próximo 24 de Septiembre en nuestro primer Día De Parque en los Jardines de Viveros. Puedes ser previsor y pescar tus entradas AQUÍ.

Dejar respuesta

tres × cinco =